el blog de tacatuca

el blog de tacatuca

19 jun. 2013

Sus ojos.



Una noche de verano de 1984, la genial Katharine Hepburn, invitó a su casa de New Hampshire a Michael Jackson.

Se habían conocido en un rodaje de la actriz, donde el cantante mostró su admiración por ella, y en agradecimiento, ésta lo invitó a cenar.

En un momento de la velada, Kate le recriminó que llevase las gafas de sol, en el interior y de noche.

- ¿Hay demasiada luz?

- No, no es por eso.

- Entonces Michael, debes quitarte las gafas de sol para que pueda verte los ojos.

- No me gusta sentirme observado, me habitué a ellas buscando la discrección.

- Teniendo en cuenta tu forma de vestir, es difícil que vayas a algún sitio y no te reconozcan. Así que dejanos ver tus ojos, son la ventana de tu alma.

"Recordando a Kate", A. Scott Berg




No hay comentarios:

Publicar un comentario