el blog de tacatuca

el blog de tacatuca

30 ago. 2014

Te presentamos nuestra nueva página web

Queremos presentarte nuestra nueva página web a la que podrás acceder a través de www.estelagarro.es y www.tacatuca.es . Es posible que tengas problemas para acceder a ella si tu ordenador ha guardado en su historial la anterior versión de la web. Para poder ver la nueva sólo tienes que pulsar Ctrl+F5 o CMD+R para borrar la caché.
¡Esperamos que te guste!



18 ago. 2014

Adoro.



Adoro la forma en que sonríes
El modo en que a veces me riñes
Adoro la seda de tus manos
Los besos que nos damos
Los adoro, vida mía.

"Adoro", Armando Manzanero


9 ago. 2014

Pensando.



Cuando era pequeña, solía meter los brazos dentro de la camiseta y le decía a los demás que los había perdido...

Dormía abrazada a todos los peluches para que ninguno se ofendiera.

Tenía un boli de 6 colores, y apretaba todos a la vez, con la esperanza de que salieran todos juntos.

Llenaba un tapón de una botella de agua, y bebía como si fuera un chupito.

Esperaba detrás de la puerta para dar un susto a alguien, pero me iba pronto porque tardaba mucho en venir...

Me hacía la dormida para que mi padre me llevara en brazos a la cama.

Pensaba que la luna me seguía.

Cuando me tragaba una pepita, tenía dudas de que me creciera una planta en la barriga.

No podía esperar a hacerme mayor.

¿En qué estaba pensando?

Visto en facebook



7 ago. 2014

Sí a lo nuevo.



Una vez leí "Cuida a tus amigos de la infancia. No volverás a ser niño para tener nuevos de esos amigos."

Toda la razón. Totalmente cierto.

Pero a veces la gente cambia. Tú o ellos. Y llega un punto en que no os entendéis. Algo ha hecho clic y va por un camino que no debe. Y no puedes encarrilarlo.

Y por una vía paralela tienes otras historias, de gente que te conoce y está esperando, que vuelvas a engranar. Y esas personas te conocen de hace menos años. Pero las tienes a tu lado y te sientes muy bien. Y son incondicionales, y si te equivocas hacen como que no se han dado cuenta. Esos son a los que hoy debes tu felicidad.

Y a veces te acuerdas mucho de cuando eras más joven y te ríes de tantas cosas y ves las fotos... pero hoy eres diferente. La misma pero en otro lugar.

Eso es tu vida. La que tú te has ganado.